San José de Chiquitos, pueblo cálido y acogedor



Sábado, 27 de septiembre

Llegué de Cochabamba a Santa Cruz en avión a las 09:00, de ahí me dirigí a la terminal Bi-modal a las 11:15, y partí a San José de Chiquitos a las 11:20.

Mi alojamiento lucía así. . .era un lugar muy lindo, mas el sol la calor y humedad le quitaban gran parte de ese atractivo

Mi alojamiento lucía así. . .era un lugar muy lindo, mas el sol la calor y humedad le quitaban gran parte de ese atractivo

Arribé a San José a las 16:43, asechaba una calor tremenda. Me alojé  tres cuadras de la miniterminal de San José y a tres cuadras de mi objetivo, su iglesia.

Vista frontal de mi destino, la plaza era extensa, con toborochis (árboles) enormes.

Vista frontal de mi destino, la plaza era extensa, con toborochis (árboles) enormes.

Era tarde ya para comenzar a dibujar, pero empecé a ver cómo comenzaría, ese día no avancé nada.

Domingo, 28 de septiembre

Me propuse madrugar, no lo logré, al contrario, me levanté a las 09:15, y empecé a dibujar. El Centro cultural de San José de Chiquitos, ocupa un terreno enorme . . y es demasiado lindo, dibujar todo eso sería un placer.

 

La construcción era la única que no contaba con su techado de madera y tejas, mas todo era adobado.

La construcción era la única que no contaba con su techado de madera y tejas, mas todo era adobado.

Vistas nocturnas de mi primer destino, la iglesia de  San José de Chiquitos.

Vistas nocturnas de mi primer destino, la iglesia de San José de Chiquitos.

 

Uno de los pocos acabados que mostraré en estas publicaciones, por el momento : D

Uno de los pocos acabados que mostraré en estas publicaciones, por el momento : D

El interior de este templo contaba con un coro muy bien cuidado, modificado como me dijeron, todo se veía casi nuevo, era la iglesia más visitada

El interior de este templo contaba con un coro muy bien cuidado, modificado como me dijeron, todo se veía casi nuevo, era la iglesia más visitada

No tengo idea cómo se llamaba la vía ferroviaria, pero pasaron como 50 vagones sin exagerar. El primer tren que veía en mi corta vida

No tengo idea cómo se llamaba la vía ferroviaria, pero pasaron como 50 vagones sin exagerar. El primer tren que veía en mi corta vida

Como se puede contemplar, la gente no se hacía problema (en general los varones) en no llevar polera o remera puesta. Daban ganas, daban ganas.

Como se puede contemplar, la gente no se hacía problema (en general los varones) en no llevar polera o remera puesta. Daban ganas, daban ganas.

Mi despedida nocturna al lugar con el campanario de fondo, la calor no disminuyó aún siendo de noche, increíble!!

Mi despedida nocturna al lugar con el campanario de fondo, la calor no disminuyó aún siendo de noche, increíble!!

 

Posted in CONART 2014, Contexto and tagged .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *