SOBRE EL CONART



El CONART (Contemporary Art) de Cochabamba, Bolivia, es un encuentro de gran importancia para el panorama artístico contemporáneo de Bolivia, y para la sociedad en la que se produce, realizando aportes significativos para el  devenir  de los lenguajes más actuales y sus conexiones .

El I CONART 2002, realizado en ese año en la Casona Santiváñez, palacete patrimonial del Casco Histórico, Cochabamba sería la primera ciudad del país en proponer una convocatoria específicamente para el arte contemporáneo.

2002

El II CONART 2004, partiría de un enfoque diferente, relacionado con la descentralización, con la reflexión sobre el rol del arte en un país en desarrollo como Bolivia.

Así, se decidió realizarlo en un espacio periférico, en un inmueble de alto valor como era el ex matadero modelo de la ciudad, sumido en el abandono, para así realizar pertinentes reflexiones y analogías sobre la capacidad resignificadora del arte contemporáneo y la fuerza detonadora de la creatividad Cochabamba sería, durante ese 2004, el centro del arte contemporáneo en Bolivia, con miles de visitantes.

Y el mejor producto derivado sería que el antiguo matadero municipal, reconvertido en mARTadero y conseguido en concesión por 30 años,  proyecto que va teniendo un papel fundamental en la proyección de una visión diferente de arte y gestión cultural, siendo reconocido por la OEA, MTV, Alcaldía, etc. como un espacio clave en cuanto a interrelación de cultura y desarrollo.

2004

Durante varios años no se realizó el CONART como tal, debido sobre todo al cambio de gobierno municipal y lineamientos de políticas culturales (era la Alcaldía la patrocinadora principal), y a la concentración de esfuerzos en la recuperación progresiva del deteriorado inmueble del matadero. Se realizaron sin embargo los denominados CONART PROCESS, eventos enfocados a seguir cualificando el panorama artístico contemporáneo de Cochabamba y Bolivia.

El producto derivado a partir de dicho conartprocess sería la BAU (Bienal de Arte Urbano), que en sus dos convocatorias ha llevado ya a que Cochabamba sea el centro y la referencia de los circuitos para artistas callejeros en su paso por Bolivia, y a que el barrio sea ya prácticamente un museo a cielo abierto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *