Entrevista a Sandra de Berduccy y Manrico Montero en el marco del CONART12

Les dejamos la entrevista realizada a Sandra de Berduccy y Manrico Montero en el marco del CONART12.

Puedes descargarla y (deber√≠as) compartirla ūüėČ !

 

‚ÄúHay que fomentar un serio trabajo multidisciplinario‚ÄĚ

Sandra de Berduccy, artista visual contemporánea multidisciplinaria, y Manrico Montero de México, artista visual y sonoro fundador de MANDORLA Producciones, conversaron con el proyecto mARTadero acerca del CONART 2012 y la interdisciplinariedad de procesos que están llevando a cabo en esta versión.

 

Entrevista a Sandra de Berduccy y Manrico Montero31 de Julio de 2012 ‚Äď Por proyecto mARTadero
Esta entrevista puede ser difundida y reproducida libremente bajo una licencia Creative Commons BY SA.

 

Estamos con Sandra de Berduccy, artista contempor√°nea, ¬Ņte puedes presentar?

Sandra de Berduccy: Bueno soy Sandra de Berduccy, artista visual, vivo ahora en Cochabamba, y trabajo en el mARTadero también.

Manrico ¬Ņte puedes presentar?

Manrico Montero: Yo soy Manrico Montero de la ciudad de M√©xico, pero resido en La Paz Bolivia. Soy investigador independiente de bioc√ļstica, biosemi√≥tica, compositor, artista sonoro multidisciplinario, director y fundador del sello MANDORLA y de la editorial Luxnatura

Bueno, ustedes dos ahora mismo son los dos talleristas que se est√°n haciendo cargo del CONART 2012. Vamos a contextualizar el tema del CONART porque justamente para el¬† Proyecto mARTadero es muy importante este evento. En este espacio se realiza¬†el 2004 cuando justamente el Ex – Matadero se abre para la celebraci√≥n del CONART que es la Bienal de Arte Contempor√°neo en Cochabamba. Antes se realizaba en otros espacios que no estaban tan habilitados, o no eran tan flexibles para arte contempor√°neo. Se traslada aqu√≠ y se detona lo que es hoy el Proyecto mARTadero. Se retoma el a√Īo pasado en el marco de la BAU que es la Bienal de Arte Urbano donde se hizo un CONART que se llamo CONART PROCESS donde participaron por convocatoria artistas j√≥venes con un proyecto de intervenci√≥n urbana y que luego a trav√©s de trabajo con artistas ya reconocidos se les acompa√Īo para que formasen parte de esa Bienal.

¬ŅEn este CONART 12, como ven ustedes que se recupera tambi√©n esta historia y cu√°l es el proceso y el cambio que se est√° dando este a√Īo?

SB: Uno de los planteamientos que me llamo much√≠simo la atenci√≥n del CONART era esa caracter√≠stica camale√≥nica que tienen. Pero no camale√≥nica en sentido que se acomoda a los espacios sino mas bien que se transforma en funci√≥n de necesidades s√ļper concretas, en funci√≥n de cosas que se hacen sentir como una falta o como un espacio que no ha sido explorado, entonces, ya desde que el CONART se volvi√≥ en un CONART PROCESS , en un proceso y as√≠ en algo vivo, me pareci√≥ ya un planteamiento m√°s interesante y mucho m√°s necesario que una bienal donde los artistas tienen que competir unos con otros financi√°ndose sus obras y haciendo esfuerzos as√≠ que muchas veces son quedados en el olvido. Los esfuerzos se quedan en el olvido, mientras cuando se est√° hablando de un proceso, estamos hablando desde cosas tan b√°sica como es la formaci√≥n en ciertos √°mbitos, ¬†donde no tenemos instituciones o academias y esas cosas, pero que pueden relacionar a esas cosas de vanguardia o de conceptos que se est√°n creando y que se est√°n gestando a nivel de tiempo actual. Entonces ah√≠ me parece muy bueno el espacio que abre el CONART para poder llenar estos vac√≠os. Poder acomodarse a necesidades de formaci√≥n b√°sicamente en esta ocasi√≥n.

T√ļ, Manrico, adem√°s, que vienes de otros contextos, donde ves justamente que est√° incidiendo m√°s este proceso del CONART.

MM: Bueno, tomando en cuenta que en Bolivia hay pocos ejemplo similares al del mARTadero que pudieran conjuntar varias cosas, no solo residencias artísticas sino también un espacio local definitivo para la vida cultural de Cochabamba, en ese sentido sí me parece histórico la posibilidad de organizar distintas áreas del conocimiento artístico y poder compartir, involucrar en la juventud local. Que puedan ellos acceder a este tipo de procesos y que a partir de allí se fomente directamente, precisamente un estímulo a partir de todo ese seguimiento que va desde un proceso, como la educación, y va hasta el punto en el que estos artistas jóvenes están estudiando o viviendo estas experiencias, puedan también en un momento dado compartir sus procesos creativos ya más definitivos. Que el mARTadero pueda colaborar a través del CONART en todo este proceso, que va desde educación hasta la posibilidad de apoyar proyectos de los artistas jóvenes involucrados, en ese sentido, pues, cumple varios ciclos en toda una instancia. Como te decía la cuestión de educación, también la cuestión de que al final del día muchos de estos chicos van a encontrar también aquí la oportunidad eventualmente para que profesionalicen sus propias propuesta. El mARTadero también se  va a volver como una casa para ellos. También van a acceder a compartir un ciclo creativo. Entonces es importante.

Y justamente esto que est√°s contando, ahora que est√°s en pleno trabajo operativo ante estos talleres y la l√≥gica bajo la que est√°n para que esto forme parte de esas l√≥gica de compartir‚Ķ ¬Ņc√≥mo lo est√°n trabajando?

MM: Bueno, por un lado es s√ļper importante en un contexto como Bolivia, donde no hay pol√≠ticas culturales de origen. Este tipo de espacios cumplen y llenan la posibilidad de varios vac√≠os y en ese sentido descentralizar tambi√©n la relaci√≥n con, ahora s√≠, las instancias gubernamentales locales, pero al mismo tiempo la cuesti√≥n de poder mostrar artes digitales y nuevas tecnolog√≠as. Como en un equilibrio con todo lo que ya se ha hecho de arte contempor√°neo y mostrar otro tipo de tendencias de artes de vanguardia desde lo historio-gr√°fico, desde lo te√≥rico conceptual y por supuesto tambi√©n desde lo pr√°ctico. Entonces esos tres lineamientos donde se puede por un lado trabajar la idea de lo hist√≥rico-gr√°fico, la idea de efectivamente ense√Īar, ahora s√≠ que la historia de las distintas artes, estas nuevas tecnolog√≠as, estos nuevos artes ligados a nuevos medios. Como son todav√≠a aventuras art√≠sticas de los √ļltimos 20 o 30 a√Īos en lo que se refiere al menos a todo lo digital puede o me parece important√≠simo que lo contextualizamos y a partir de eso hacer una reflexi√≥n historiogr√°fica e hist√≥rica y al mismo tiempo te√≥rica conceptual de las mismas t√©cnicas, estilos y posibilidades que se involucran en este tipo de tendencias y adem√°s la posibilidad tambi√©n que haya un trabajo pr√°ctico. Entonces, al menos esos tres puntos desde donde se puede recorrer todo un proceso en el que, los que est√°n participando, pueden tener una preparaci√≥n te√≥rica, una preparaci√≥n hist√≥rica, conceptual, historiogr√°fica, y t√©cnica pr√°ctica. Para m√≠ eso es lo importante porque muchas veces es dif√≠cil poder ofrecer durante tanto tiempo y en un ciclo m√°s amplio y dedicado este espectro m√°s. Un contexto donde a veces s√≥lo se ofrece una o la otra, a veces solo historiograf√≠a, introducciones generales, pero a veces falta lo pr√°ctico. O a veces se estimula lo pr√°ctico pero falta las referencias hist√≥ricas y tambi√©n te√≥ricas conceptuales. Est√° buen√≠simo poder tener en este caso lo mejor de esos tres puntos y que en ese sentido son esenciales para que en este caso los que est√°n participando tengan toda las herramientas. Saber donde est√°n ellos inscribi√©ndose en lo que se refiere a una escena global sobre nuevas tecnolog√≠as artes sonoras, en fin, nuevos medios. Tomar en cuenta que hay todo un circuito del quehacer art√≠stico, de investigaci√≥n y desde ah√≠ poder contextualizar lo que hacen desde una perspectiva internacional y totalmente contempor√°nea.

SB: Solo para responder r√°pidamente tambi√©n, sobre todo considero que otra constante de estos talleres es una mirada cr√≠tica hacia la tecnolog√≠a donde, si bien sabemos que ella o ciertos elementos, considerados como nuevos medios, no est√°n hechos para producir arte, al mismo tiempo tienen una tendencia a verlos como prefabricados. Entonces estamos siempre presentando una aproximaci√≥n cr√≠tica hacia ese tipo de tecnolog√≠a que est√° destinada, no precisamente a hacer arte, sino a la diversi√≥n y a ciertos contextos que no necesariamente reflejan ciertas necesidades b√°sicas y vitales de los seres humanos. S√≠, en fiestas se hace, pero me refiero al arte en otro sentido. Y tambi√©n, desde Cochabamba se puede decir que la situaci√≥n ha cambiado. Ya no estamos con esa mirada de decir ¬Ņa ver qu√© nos llega de Europa o de Argentina? O ¬ŅQu√© est√°n haciendo? Obvio que nos interesa much√≠simo saber qu√© est√°n haciendo, pero ahora s√≠, nuestra expectativa es tambi√©n poder ver al mismo nivel. Crear un polo de creaci√≥n, que pueda estar a un mismo nivel creativo y con las caracter√≠sticas que nosotros podemos desarrollar desde ac√° y creemos que est√° empezando.

Eso es interesante, forma parte de una discusi√≥n contempor√°nea sobre el uso de la tecnolog√≠a casi por el uso de la tecnolog√≠a. Nos fijamos en ella para deslumbrar, y nos quedamos ah√≠, no le buscamos otros usos, entonces ¬Ņc√≥mo est√°n planteando tambi√©n esto dentro de los talleres? ¬ŅPara qu√© usamos la tecnolog√≠a? ¬ŅC√≥mo?…m√°s que un qu√©. Y adem√°s ¬Ņest√°n usando medios que no son espec√≠ficamente tecnol√≥gicos?

SB: De hecho, eso parte del concepto de que tecnolog√≠a, es desde el l√°piz. En mi caso, por ejemplo, yo considero el telar una tecnolog√≠a y la vinculo en mi obra con otras tecnolog√≠as, pero, lo que es necesariamente una cosa que si hay que definir, es que trabajar con tecnolog√≠a o con nuevos medios, no es trabajar con el √ļltimo software que ha salido, sino es m√°s bien vincular elementos y objetos en funci√≥n de realizar y materializar una idea. Y para eso, hay una frase que me gusta pronunciar mucho, no es frase ni si quiera sino es, la b√ļsqueda de la pertinencia de medios, en funci√≥n de la idea que tengas.

MM: Si, total. Y en ese sentido de repente es importante reevaluar la idea de tecnolog√≠a sobre todo en nuestros pa√≠ses en Latino Am√©rica. En mi caso como mexicano y tambi√©n en Bolivia reevaluar finalmente la idea de que tenemos que ense√Īar todas las ideas de tecnolog√≠as, todos los soportes. En mi caso, el ense√Īar que no hay m√°s que lo digital en el contexto en que nos encontramos. Se genera un centrismo en lo digital y para nosotros es un deber quitar este centrismo para m√°s bien abrirlo a todos los soportes. As√≠ la gente puede todav√≠a trabajar con medios ac√ļsticos, o con medios an√°logos, o con medios electr√≥nicos y digitales, y como dice Sandra en ese sentido que sea el desarrollo de proyectos el que lleve a un uso natural de ciertas tecnolog√≠as, pero no mal acostumbrar a la gente a que solo cierto tipo de soportes son sin√≥nimo de gran tecnolog√≠a. En ese sentido yo siempre hablo tambi√©n de un regreso a un neo-primitivismo en el sentido de poder usar desde las tecnolog√≠as m√°s primitivas hasta finalmente un equilibrio con cuestiones de vanguardia. Pero particularmente no generar un centrismo en lo digital sino mas bien abrir el espectro de que pueden trabajar con todo tipo de soportes mas all√° inclusive de lo digital.

Claro, porque justo estamos viendo que Bolivia, a nivel global se est√° subiendo al carro de lo tecnol√≥gico. Vemos c√≥mo en otras ciudades del mismo pa√≠s est√°n naciendo distintos procesos que tiene que ver con el arte visual, con lo interactivo. ¬ŅDe qu√© forma ven que esto forma parte como de un proceso de ‚Äúsubirse a lo tecnol√≥gico‚ÄĚ? ¬ŅCreen que en Bolivia se est√° siguiendo una l√≠nea homog√©nea o se est√°n viendo distintos focos?

MM: Para m√≠ tambi√©n es s√ļper importante en este contexto la idea de descentralizaci√≥n en Bolivia. En este caso Cochabamba es como una zona de intersecci√≥n, entre La Paz y Santa Cruz como grandes referencias econ√≥micas y tambi√©n culturales que ya han generado distintos tipos de propuestas culturales y ciertos tipos de difusi√≥n de cultura. Por ejemplo la galer√≠a Kiosco en Santa Cruz o todo lo que existe en La Paz. En ese sentido el mARTadero tiene precisamente pol√≠tica, social y culturalmente una circunstancia bien importante en la descentralizaci√≥n. Para m√≠ es muy importante ese tema, sobre todo porque evidentemente se hab√≠a cargado la educaci√≥n, el trabajo y la difusi√≥n de este tipo de tecnolog√≠as en los otros lugares citados. Entonces definitivamente la idea de la descentralizaci√≥n es un tema fundamental y el mARTadero forma parte esencial de esa aventura hist√≥rica que tiene que ver con la descentralizaci√≥n de medios en Bolivia y de la cultura.

El CONART no solamente son talleres, es todo un proceso. Se ha dividido en tres espacios o etapas que tiene que ver con la formaci√≥n, que ya han hablado que es muy importante y pertinente, pero hay una parte de creaci√≥n y una parte de muestra y me gustar√≠a saber un poco justamente como se va a plantear. ¬ŅC√≥mo se va dar esta transdisciplinariedad, si puede decir, con las artes esc√©nicas y con los otros procesos que tambi√©n se desarrollan en el mARTadero, c√≥mo lo van viendo?

SB: Justamente esa idea que se ha empezado a trabajar desde alg√ļn tiempo dentro del mARTadero que es la de crear elencos estables. Por ejemplo el de teatro es una idea alucinante porque tienes un grupo de gente que esta siendo formada por diferentes maestros, diferentes voces, que tienen un abanico de posibilidades que permiten tener esa formaci√≥n y crear un elenco estable. Cuando dices elenco estable, est√°s hablando de creaci√≥n, entonces estas formando gente en funci√≥n de una creaci√≥n y lo mismo se puede hablar de danza. En este caso estamos empezando a desarrollar este grupo de artes audio-visuales donde la idea es justamente propiciar encuentros multidisciplinarios con estas disciplinas, donde ya no existen l√≠mites entre artes esc√©nicas o danza. Ya est√° absolutamente fuera de lugar hablar s√≥lo de teatro, s√≥lo artes visuales, s√≥lo fotograf√≠a‚Ķ ya los medios se han juntado. Entonces queremos propiciar esos encuentros entre las personas creativas que puedan participar de esto y donde todav√≠a no sabemos qu√© va pasar.

SB: Bueno, pero con todos los elementos. Ya van a tener los elementos como para poder dar esos pasos multidisciplinarios.

El mARTadero no se configura como un centro cultural. Sabemos que se configura como un espacio abierto que intenta m√°s irradiar que centralizar, entonces de esta forma, estas muestras ¬Ņc√≥mo se prev√© que se hagan, en qu√© tipos de espacios, se prev√© qu√© se hagan aqu√≠? o ¬Ņse va a intentar tambi√©n jugar con la ciudad?

MM: Primero que nada hay que ver que estamos precisamente, como dice Sandra, propiciando un trabajo multidisciplinario que no habr√≠a tenido lugar como tal porque todav√≠a la idea de lo interdisciplinario es asim√©trica. Esto en el sentido de que hab√≠a artes a partir de las cuales giraba el discurso y muchas veces la interdisciplinariedad part√≠a de ese supuesto de que se primaban las artes visuales. Otras artes pod√≠an interactuar pero siempre desde una perspectiva m√°s verticalista. Ahora nosotros estamos tratando de propiciar una visi√≥n m√°s horizontal entre¬† totas las artes, como tiene que ser el real arte multidisciplinario. Por ejemplo lo que estamos haciendo en audiovisual. Hay que volver a ense√Īar a la gente de artes visuales a entender el trabajo interdisciplinario precisamente con otras √°reas. Y ¬Ņpor qu√©? Porque est√° muy viciado todav√≠a el centrismo de lo visual y la idea de que las artes giren alrededor de pl√°stico visual, entonces aqu√≠, por ejemplo, la idea es volver a educar a los chicos, a las nuevas generaciones y hasta las viejas generaciones para que entiendan que el nuevo trabajo multidisciplinario tiene que ver con una unidad absoluta de obra de arte nueva en la que, por ejemplo, la m√ļsica no va a ser simplemente un soundtrack para una obra visual, sino que se trata de generar precisamente algo, ahora s√≠, en un mundo interdisciplinario nuevo totalmente y sim√©trico donde se genera esta obra de arte total, en la que ning√ļn recurso va a ser superior al otro, sino que, todos van a precisamente a trabajan en perfecta unidad. Es bueno volver a ense√Īar y a dialogar con la gente de artes esc√©nicas para que sepan qu√© es lo que pueden hacer en colaboraci√≥n con artes ligadas con nuevas tecnolog√≠as y las nuevas posibilidades de discursos art√≠sticos. Esto es muy beneficioso en general para todas las distintas √°reas, para que a partir de ah√≠ las personas que dirigen las distintas √°reas puedan tener m√°s informaci√≥n acerca del abanico tan grande de estilos, de tecnolog√≠as y artes que quiz√° no est√°n acostumbrados a tener en consideraci√≥n. Ya no es lo visual como un centrismo, sino que en este caso hay una interacci√≥n entre todos los discursos art√≠sticos y por eso insisto que, aunque parecer√≠a que lo multidisciplinario es ya algo como dado, en realidad no es as√≠. Hay que volver a reeducar, tanto a la gente como a la instituci√≥n, a la gente de distintos espacios culturales. En el sentido de la importancia que realmente hay que darle al trabajo multidisciplinario como un proceso que salte los vicios tradicionales, que son los que estamos tratando de corregir y para eso, esta primera experiencia va a estar muy interesante. Por un lado la posibilidad de que se desarrollen proyectos individuales por √°rea y que pueda fortalecerse ese proceso y adem√°s en este filtro que se realizar√≠a en nuestro caso trabajando con todo lo audiovisual, lo arraigado a nuevas tecnolog√≠as y artes sonoros. Poder adem√°s preparar el siguiente paso en el que dialoguen todos los talleristas de las distintas √°reas y se genere, ahora s√≠, una nueva generaci√≥n de encuentro interdisciplinario en el que, insisto, cada arte tenga su propio valor y dimensi√≥n en esta visi√≥n horizontal. De alguna forma as√≠ vemos por ejemplo el lenguaje cinematogr√°fico. La gente todav√≠a sigue entendiendo el sonido como algo que va a estar simplemente adornando el texto y lo visual y aqu√≠ es al rev√©s. Cuando estamos ense√Īando los lenguajes audiovisuales, estamos mostrando c√≥mo precisamente ha cambiado totalmente la Historia del arte. Tambi√©n la instituci√≥n tiene que cambiar sus t√©cnicas para poder, en este caso, apoyar ese tipo de procesos y fomentar a un serio trabajado multidisciplinario desde cero hacia todo lo que pueda desarrollarse. Por supuesto se utilizar√°n los foros principales con los que cuenta el mARTadero y que naturalmente algunos de estos proyectos puedan incluso tomar otro tipo de espacios y que se generen obras que puedan ir desde intervenci√≥n en espacios p√ļblico y distintos tipos de cuestiones ligadas con arte urbano a otro tipo de expresiones. Ya se dar√° pero finalmente es un proceso que comienza desde el propio mARTadero con sus distintas √°reas, y ser√° un proceso natural el que se salga tambi√©n del mARTadero para, definitivamente, fortalecer todos esos procesos.

¬ŅQuieren a√Īadir algo?

SB: Que estén atentos a lo que pueda pasar. Nos sentimos parte de todo este proceso y con mucha curiosidad y ganas por ver los frutos.

 

Publicado en Conart Process 2012.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.