Convocatoria CONART 18



Sobre el CONART

El Proyecto mARTadero convoca a artistas nacionales e internacionales a postularse para formar para del CONART 2018.
El CONART (Contemporary Art) de Cochabamba, Bolivia, es un encuentro de gran importancia para el panorama artístico contemporáneo de Bolivia, y para la sociedad en la que se produce, realizando aportes significativos para el devenir de los lenguajes más actuales y sus conexiones .

El primer conart, I CONART 2002, realizado en ese año en la Casona Santiváñez, palacete patrimonial del Casco Histórico, Cochabamba sería la primera ciudad del país en proponer una convocatoria específicamente para el arte contemporáneo. Este “centro escéptico” que representa la ciudad –por su ubicación geográfica pero también ideológica propia del carácter valluno- era ideal para inducir desde acá una renovación conceptual que detonase los ansiados y necesarios procesos de transformación artística que ciertos empezaban a proponer.
Para ello, el aporte fundamental fue la primera curaduría realizada desde y para el arte contemporáneo, realizada por Angélika Heckl (de Austria/Bolivia). Fue un evento exitoso y necesario, para ir conectando a Bolivia y facilitar procesos pendientes. Un producto derivado de este primer concurso fue la articulación de creadores, que llevaría a realizar, dos años después, el segundo conart.

El II CONART 2004, partiría de un enfoque diferente, relacionado con la descentralización, con la reflexión sobre el rol del arte en un país en desarrollo como Bolivia. Así, se decidió realizarlo en un espacio periférico, en un inmueble de alto valor como era el exmatadero modelo de la ciudad, sumido en el abandono, para así realizar pertinentes reflexiones y analogías sobre la capacidad resignificadora del arte contemporáneo y la fuerza detonadora de la creatividad. La curaduría fue realizada por Angélika Heckl (de Austria/Bolivia) y Harm Lux (de Holanda/Alemania).

29 obras fueron seleccionadas de entre 69 propuestas. Nueve países participarían de la convocatoria, suponiendo un enorme éxito para la ciudad de Cochabamba, posicionándola dentro de un escenario global, pues el panorama empezaba efectivamente a cambiar. Cochabamba sería, durante ese 2004, el centro del arte contemporáneo en Bolivia, con miles de visitantes. Y el mejor producto derivado sería que el antiguo matadero municipal, reconvertido en mARTadero y conseguido en concesión por 30 años, proyecto que va teniendo un papel fundamental en la proyección de una visión diferente de arte y gestión cultural, siendo reconocido por la OEA, MTV, Alcaldía, etc. como un espacio clave en cuanto a interrelación de cultura y desarrollo.

Durante varios años no se realizó el CONART como tal. Ello fue debido sobre todo a la retirada de Angélika Heckl de la gestión cultural, al cambio de gobierno municipal y lineamientos de políticas culturales (era la Alcaldía la patrocinadora principal), y a la concentración de esfuerzos en la recuperación progresiva del deteriorado inmueble del matadero. Se realizaron sin embargo los denominados CONART PROCESS, eventos enfocados a seguir cualificando el panorama artístico contemporáneo de Cochabamba y Bolivia, habiéndose realizado talleres internacionales de performance (con Pascale Grau (SU), Carlos Zerpa (VE)), de instalaciones, de curaduría especializada, etc…
En el último conart process, realizado en 2010, se realizaron talleres y clínicas enfocados al arte urbano, para detonar en este caso procesos de resignificación y cualificación de la ciudad, y del espacio público que la conforma. Así, el producto derivado a partir de dicho conart process sería la BAU (Bienal de Arte Urbano), que en sus dos convocatorias ha llevado ya a que Cochabamba sea el centro y la referencia de los circuitos para artistas callejeros en su paso por Bolivia, y a que el barrio sea ya prácticamente un museo a cielo abierto.

La tercera edición del CONART vuelve a realizarse recién en el 2014 y apuesta para una modalidad inovadora de estímulo a la creación a través de la interpretación del territorio por parte de los artistas seleccionados y pone como desafío un soporte predefinido, una libreta Moleskine, para el desarrollo de las propuestas artísticas, en la lógica del formato AtWork, en convenio con la Fundación Lettera 27, Italia.
La idea “TERRITORIOS ABIERTOS” consistió en potenciar diferentes puntos de vista, otras miradas, una forma de abordar Bolivia y en consolidar el CONART como un espacio de confluencia que ampliara el imaginario, creando un espacio simbólico de encuentros y desencuentros. A través de los cuadernos, los artistas pudieron interactuar con los elementos que les circundaban, ver que influencia ejercen estos en ellos, descubrir como entendemos al otro y a lo que nos rodea y de que manera los mismos artistas se insertan en cada contexto. El III CONART dió a conocer los territorios de Bolivia a través de la mirada de los artistas participantes, una mirada externa y una mirada interna, mostrar la diversidad boliviana a través de una perspectiva creativa.
El proyecto logró la valorización de la cultura local y el acercamiento a distintas temáticas y conceptos íntimos a través de una modalidad de desplazamiento según ejes temáticos combinados con distintos territorios elegidos por los mismos participantes. Los artistas involucrados tuvieron la oportunidad de viajar, por diez días, en diferentes zonas del territorio boliviano, estadía durante la cual desarrollaran sus obras en base a recorridos temáticos y geográficos propuestos por los curadores del evento. Los temas giraban entorno a 7 ejes principales:

IDENTIDAD//DESARRAIGO//DESPLAZAMIENTO//CONTEXTO//MIRADAS//ENCUENTROS// SENTIDOS.
La exposición del III CONART, además de la ciudad de Cochabamba, se presentó en Valparaiso, Chile, y en Milán, Italia.
El resultado de este proceso se puede consultar en la página www.conart.martadero.org.

CONART //18 [CON]finados

Palabras claves: confinamiento, convivencia, concentración, conocimiento, conciencia, contexto, conceptualización, construcción, consecuencia

Convengamos en que una idea es un asunto a celebrar; fruto de los relacionamientos de los que sólo nuestra especie es capaz y que contribuyen notablemente a su supervivencia.

Convengamos que una de las vías para idear consiste en rodear aquello que se nos escapa y que insistimos obsesivamente en aprehender, aunque apenas alcancemos a vislumbrar o abordarlo parcialmente.

Y convengamos, también, en que una propuesta artística es el desplazamiento de aquella idea al campo de lo estético, realizándolo, y ya no necesariamente la idea misma.

Este ejercicio – que objeta el supuesto de la inspiración- y que requiere poner en práctica una serie de mecanismos -teniendo claro que siquiera éstos acreditan el resultado final de la obra- es lo que persigue poner en juego CONART 2018.

Complejizar el ya complejo proceso creativo, ofreciendo un escenario en el que cada participante disponga de tiempo, espacio y materialidad limitada al momento de ir en busca de su idea y de las variantes para desarrollarla, con tal de dejarse interpelar por la contemplación y la creación in situ y en contexto.

Lo anterior, por una parte, con el propósito de experimentar el opuesto de la versión CONART 2014, que tuvo como tema central el territorio abierto y la propuesta del viaje como circulación a través de los diversos departamentos que conforman el país. Y por otra, con el interés de indagar en la contención y en las posibles dinámicas a generarse en condiciones restrictivas y aparentemente poco favorables para la creación.

Esto último – que bien podría interpretarse como una alegoría al contexto nacional, en tanto ámbito artístico- persigue, más bien, ofrecer una lectura de los beneficios del retiro en pro de la concentración, la reflexión y de una mayor conciencia activa. En este caso, mediante una convivencia que, compartida en ósmosis con otros creadores, se reconozca como agente contaminante a la hora de referirnos a métodos y criterios. Y, además, desde la sugerente certeza de cómo la reducción de herramientas y recursos puede y debe traducirse en una prueba de oficio y destreza.

De lo que hablamos, entonces, es del carácter lúdico del desafío: un proyecto -el mARTadero como lugar y proceso- surcado de sugerencias; un cambio de época -el interregno histórico en que vivimos- preñado de retos y necesidades; y un intervalo temporal – el del encierro creativo- que ayude a una búsqueda desde ese ir acotado tras la idea y disminuido en lo instrumental, haciendo luego de ella una pieza admirable en su singularidad. El CONART//18 busca una apuesta por el íntimo diálogo con la realidad misma y sus limitaciones, siempre fértil en metáforas y analogías entre lo micro y lo macro.

BASES

OBJETIVO

El objetivo del CONART en su cuarta edición es estimular la producción artística contemporánea, la experimentación y contaminación de propuestas, favoreciendo la participación de artistas nacionales e internacionales.

COMO
Los artistas seleccionados desarrollarán una propuesta artística durante un periodo de 7 días, utilizando distintos lenguajes de expresión y técnicas creativas en los espacios del proyecto mARTadero.

1. De los participantes

Podrán participar todas y todos los artistas nacionales y extranjeros, mayores de edad que se presenten a esta convocatoria.

2. De la forma de presentación
Los artistas interesados deben presentarse enviando al mail artesvisuales@martadero.org con asunto “Postulación CONART 2018” en el que se incluirá:
– Breve biografía – Curriculum vitae – Portfolio con imágenes de por lo menos 5 trabajos previos – Carta motivacional

3. De los Plazos
La presente convocatoria queda abierta desde su lanzamiento, hasta el 8 de abril de 2018 día en que cierra a las 23:59 hrs.
Los nombres de los artistas seleccionados se darán a conocer el 12 de abril en las redes sociales como en el sitio web del mARTadero. Igualmente se contactará a los seleccionados vía correo electrónico.
Las actividades que deriven de la convocatoria se realizarán a partir del 16 de junio hasta el día 23 de junio del año en curso.

4.
Selección y jurado
Toda la información correspondiente a la selección de los artistas será enviada al email del postulante.
Los miembros del jurado, cuyos nombres se darán a conocer posteriormente al fallo, seleccionarán los artistas tomando en cuenta obra, curriculum vitae, la calidad de las propuestas, su adhesión al eje temático, y a los principios del Proyecto mARTadero. Su fallo será inapelable.

Beneficios:
Los artistas seleccionados gozarán de los siguientes beneficios:
RESIDENCIA ARTISTICA de 7 días en los espacios de proyecto mARTadero (incluye comida y alojamiento).
● Los artistas internacionales recibirán un aporte correspondiente a 1.400 Bs para gastos de traslado.
● Los artistas nacionales recibirán un aporte correspondiente a 500 Bs para gastos de traslado.
● Participación en la exposición que es resultado del CONART 2018 y en la exposición virtual de las páginas web de proyecto mARTadero.
● Inclusión en una memoria anual a difundirse por todas las redes de mARTadero para la promoción de los artistas.

Condiciones:
· El evento se desarrolla alrededor de la condición de encierro, convivencia, contemplación y recursos limitados de los participantes, que tendrán que trabajar individualmente, pero también tendrán que coordinar para realizar y dejar instaladas sus obras de manera armónica hasta la fecha que se vuelva a abrir al público el espacio para la inauguración el evento (sabado 23 de junio).
· Los artistas pueden entrar al espacio con solamente 3 herramientas de su elección, a señalarse antes del inicio del evento.
· Los artistas no podrán salir o tener contacto con personas externas.
· Los artistas encontrarán materiales a disposición en el espacio (telas, proyectores, luces.. etc.)
· Los artistas tendrán como hito reflexionar sobre el espacio y la historia del lugar y contexto donde está realizando sus intervenciones
  • Los 10 artistas tendrán el desafío de intervenir las diferentes salas de mARTadero y espacios:
1) SALA DE CHANCHOS
2) PLAYA GRANDE
3) TROZADERO
4) CAFE LA MOSQUITA
5) SALAS VISCERALES (4)
6) TALLER CREATIVIDAD INFANTIL
7) SALA NEGRA
8) CORDEROS
9) PATIO
10) PASILLOS
11) RESIDENCIAS

AVISO: El registro digital de las obras tendrá derechos liberados (bajo el concepto de creative common).

5. Contactos
Para cualquier aclaración o duda se recomienda el uso del correo electrónico, escribiendo a la siguiente dirección: artesvisuales@martadero.org
Páginas web de referencia: www.martadero.org conart.martadero.org

Nota.- El envío de los documentos solicitados implica la completa aceptación de las bases. Cualquier aspecto no estipulado en la presente convocatoria se resolverá entre las partes.